Now Reading
«Poesía de humor, sátira e ironía»

«Poesía de humor, sátira e ironía»

Reseña de «Poesía de humor, sátira e ironía» de Vicente José Gil Herrera.

«Poesía de humor, sátira e ironía» de Vicente José Gil Herrera

Es martes, día de reseña y de hablar de buenas recomendaciones literarias. Hace calor, así que espero que estés a la sombrita, con algo fresquito para beber y disfrutando del veranito. Si lo haces con un buen libro entre manos, pues mejor.

Hoy conoceremos un libro diferente y cuyo título ya llama bastante la atención.

En él descubriremos que el poeta sátiro, cultiva la facultad, de tratar con segundas, terceras y cuartas, la interpretación del texto de sus poemas, con un humor afilado, que encuentra sus armas en la sátira y la ironía, consiguiendo con la risa la sanación de la mente.

Reseña de Sergio Bencomo del libro "Poesía de humor, sátira e ironía" de Vicente José Gil Herrera. Un libro diferente y atrevido.

La ironía, la sátira y el humor además de ser intrínseco en el vocabulario español, es un instrumento eficaz para sanar el alma través de la risa, y más, cuando se presenta con el ingenio de la poesía.

Las poesías, hacen que la sensibilidad del ser humano aflore, arrancando con facilidad la risa y haciendo olvidar las tristezas. Cuando se mezcla con la ironía y la sátira, despierta el humor del lector, que al referirse a otros, no se siente amenazado por la sátira o la ironía, provocando su risa y permitiéndole transportar las situaciones a una comparación con sus conocidos, lo cual sana en forma indefectible cualquier tensión que tuviera hacia ellos.

Mezclara Poesías, con el humor producido por la sátira y la ironía, hace que nuestro cerebro trabaje afanosamente para encontrar esas otras interpretaciones que se esconden a simple vista y que están destinadas a provocar la risa, sanando los malos pensamientos.

Reseña de Sergio Bencomo del libro "Poesía de humor, sátira e ironía" de Vicente José Gil Herrera. Un libro diferente y atrevido.

El poeta satírico

Este poeta busca con su ironía arrancar la risa al lector, a la vez que le hace interpretar el humor que se esconde en esas frases humorísticas y que cada cual interpretará a su manera, haciéndole reír, las partes risibles con su risa personal y propia, que a la vez y en ocasiones, hará reír a las personas próximas.

El poeta sátiro, cultiva la facultad, de tratar con segundas, terceras y cuartas, la interpretación del texto de sus poemas, con un humor afilado, que encuentra sus armas en la sátira y la ironía, consiguiendo con la risa la sanación de la mente.

La sanidad, entre otras cosas recomienda para la sanación de muchas enfermedades, la terapia del humor y la risa. Ya que cuando se despierta el humor en el individuo, se segregan endorfinas que ayudan a sanar la mente y el cuerpo de la persona.

Despertando además ese instinto intrínseco que le convierte en sátiro e irónico, que ante los demás le presenta en un proceso de sanación, e incluso él mismo se va sintiendo sanado de sus dolencias.

El humor es el ungüento del dolor y la poesía el del alma, si conseguimos aunarlos con la ironía y la sátira sana, conseguiremos crear una medicina sin rival farmacéutico, cuyos componentes será: la poesía el excipiente, la sátira y la ironía los ingredientes activos, que al mezclarse producirán un ingrediente secundario llamado humor. Todo el conjunto producirá una reacción de risa que desembocará en la sanación de cuerpo y alma.

Así que a reír, satirizar e ironizar consigo mismos y con todo lo que se presente, riéndose del dolor, los malos pensamientos y tristezas, para sanar cualquier dolencia. Viva el coctel de poesía, sátira e ironía, con el humor hispano, con una risa sana.

Reseña de Sergio Bencomo del libro "Poesía de humor, sátira e ironía" de Vicente José Gil Herrera. Un libro diferente y atrevido.

Info de «Poesía de humor, sátira e ironía»

¿Quién es Vicente José Gil Herrera?

Nací en Valencia, (España) en 1950.

Me fugué de mi casa con 14 años debido a los malos tratos recibidos. Fui capturado y devuelto por la policía en cuatro ocasiones, y a la quinta conseguí mantenerme escapado.

Para sobrevivir trabajé de descargador de camiones en el mercado. También ayudante de albañil, limpiador de tripas en mataderos, sacrificando, pelando y arreglando pollos, de matarife, deshaciendo en piezas las reses en carnicerías, de pinche de cocina, limpiando pozos sépticos. Es decir, haciendo de casi todo, pero en ese casi no estaba robar o pedir limosna.

Cursé estudios de ingeniería y economía y he trabajado en muchos países. España, Francia, Italia, Suecia, Alemania, España subsahariana (en aquella época), Portugal, Marruecos, Canadá, Estados Unidos, Venezuela durante 18 años, Arabia Saudí y realizado asesoramientos y misiones en otros países.

Desde los 15 años llevo escribiendo poesías y libretos, como válvula de descarga de mis tristezas, sinsabores y enamoramientos. Escribí en 1972 cuatro libros educativos de enseñanza de TV en blanco y negro para una escuela de clases nocturnas para trabajadores; en 1976 un libro comparativo entre Laser y Máser; escribí un libro en Venezuela denominado AD 44 años de historia.



Por cierto, cualquier comentario, recomendación, crítica que quieras hacer déjalo por aquí o escríbeme en Instagram. Si es para ponerme verde, ya me lo dices otro día.

Y si te apetece leer más de mis desvaríos, AQUÍ encontrarás mis reseñas.

View Comments (0)

Leave a Reply